Biomasa

Biomasa son todos los restos y desechos biodegradables de origen orgánico. Las biomasa puede ser utilizada para la calefacción, son sobre todo desechos de origen vegetal: de la industria maderera, agraria y de su transformación, así como, los restos del cuidado de terrenos forestales, urbanos u otros baldíos.

Cuida el medio ambiente y tu cartera

La ventaja principal de uso de la biomasa para calefacción son gastos bajos de este combustible y el aspecto ecológico. Sin contar los cultivos de plantas energéticas, la biomasa de combustión se forma de los desechos que deben aprovecharse. La cantidad de los compuestos químicos fabricados durante la combustión es escasa – los quemadores Pellas X pueden gloriarse por la Clase 5 de emisiones. La cantidad del CO₂ generado es proporcional a la cantidad del dióxido de carbón que las plantas tomaron de la atmósfera en el proceso de fotosíntesis durante su crecimiento.

El pellet no lo es todo

El combustible de biomasa más divulgado es pellet de madera y agropellet. No obstante en el mercado se venden también otros desechos vegetales que también pueden utilizarse como combustible, tanto más que su poder calorífico es comparable al de los pellets. A base de pruebas de combustión de la biomasa realizadas en los quemadores Pellas X podemos recomendar también combustión de otra biomasa como:

  • Huesos de guinda, cereza
  • Huesos troceados de aceitunas
  • Avena

El poder de la biomasa dada como combustible puede diferir entre sí dado su origen, calidad, limpieza y humedad pero una buena biomasa se quemará uniformemente y una vez quemada quedará una cantidad insignificante de ceniza. En la selección de otra biomasa que el pellet el factor más importante aparte del precio es su disponibilidad.